Feeds:
Entradas
Comentarios

MUCHO QUE CAMBIAR

1ª. Parte

En el nombre de Dios. El Clemente. El eternamente Misericordioso

Angel Lafuente Laarbi-Rommani (Al Idrisi)

 

Santiago Genovés, fue el   antiguo director del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad de México. Este eminente científico español, en el año 1973 del siglo pasado, embarcó junto a once personas más en la balsa Acali, para navegar desde las costas occidentales de Marruecos hacia el Golfo de México, en un experimento único, para el estudio del comportamiento humano en condiciones extremas. Al final de su viaje, el doctor Genovés, llegó a la siguiente conclusión: “Que la violencia en el ser humano, no está genéticamente determinada; no nos viene de nuestro pasado animal: no ha habido una mayor selección del comportamiento violento que de otros rasgos en el proceso de sección de la especie; no tenemos una localización para la violencia en el cerebro humano, como la tenemos para otras funciones: no es hereditaria, y, que en la búsqueda de poder radica la causa principal de la violencia”.

Pero éste científico abunda más en su apreciación sobre la violencia, al señalar que: “la existencia de razas diferenciadas, no implica la superioridad de unas sobre las otras. Que la raza y el racismo conducen a la violencia. Es más, en la selección natural y la supervivencia de la especie no prima el más fuerte, es una interpretación errónea de Darwin, porque la selección, a nivel biológico, viene dada por el número de genes que una población transmite a la siguiente, a otra generación” concluye el doctor Genovés en su explicación sobre la violencia.

La UNESCO resume en cinco puntos la Declaración sobre la Violencia; basándose en las conclusiones del Dr. Genovés y de otros destacados científicos que con él colaboraron en dicha investigación, y dice lo siguiente.

  1. La violencia, no está genéticamente determinada.
  2. No nos viene de nuestro pasad animal.
  3. No ha habido una mayor distinción del comportamiento violento que de otros rasgos, en la selección de la especie.
  4. No tenemos una localización para la violencia en el cerebro como la tenemos para otras funciones.
  5. No es hereditaria.

Visto lo anterior, no nos queda mas remedio que pensar, que la violencia nos ha venido dada desde nuestra propia cultura, que ha basado en la búsqueda de poder, su desarrollo y evolución, crenado un mundo hostil y ajeno a lo que debiera ser el Ideal Humano… (Continuará)

Que el Compasivo. El eternamente Misericordioso os acompañe y proteja todos los días de vuestra vida.

Humildemente besamos vuestros hombros.

Un abrazo desde Eneadanza:

PERMITIRNOS…

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.

INVIERTE EN CULTURA Y ESPIRITUALIDAD.

UN LIBRO ES UN CEREBRO QUE HABLA;
CERRADO, UN AMIGO QUE ESPERA;
OLVIDADO, UN ALMA QUE PERDONA;
DESTRUIDO, UN CORAZÓN QUE LLORA…

Proverbio hindú

LEE…

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso
LEE EL BAHAGAVAD GITA. LEE UN LIBRO SABRADO

CONCIENCIA

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.
Faiuzi Skali (siglo XX)

SÉ CONSCIENTE DE LA VIDA PASAJERA Y VERÁS LA ETERNIDAD.

EL EGO Y EL ÁNGEL

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.
Traemos hoy a vuestra sabia consideración, una historia que nos llegó en forma de hoja de papel empujada por la brisa del viento; durante días estuvo colgada de unos arbustos que decoran la entrada de nuestro caravasar sin que nadie se dignara a recoger aquel manuscrito que nos venía regalado por el destino, hasta que una mañana, uno de nuestros aprendices con ánimo de limpiar el lugar, agarró el papel para arrojarlo a la basura, pero, al observar que estaba caligrafiado en una letra preciosa y movido por la curiosidad, quiso echar un vistazo para leer el contenido del mismo, admirado por su descubrimiento, se acercó a nosotros con una sonrisa y nos lo dio a leer. Nuestro asombro fue mayúsculo cuando pudimos ver con nuestros propios ojos el mensaje de sabiduría que aquel escrito nos regalaba. Por lo que sin más dilación pasamos a transcribiros el contenido del mensaje…
“Cuentan que murió un afamado sufí y al presentarse ante las puertas del firmamento y encontrarlas cerradas y guardadas por un Ángel bellísimo que nada más verlo le preguntó su nombre. El sufí decidió que mostrar las obras que había llevado a cabo cuando estaba en vida sería la mejor presentación que podía ejecutar ante el Ángel guardián, y, ni corto ni perezoso puso en práctica todo el repertorio que era capaz de representar, sopló fuego desde su boca, hizo que múltiples cosas aparecieran y desaparecieran, inmediatamente hizo que se materializaran toda una multitud de discípulos, más de cien mil, de cuando estaba en su vida terrenal. Finalmente para impresionar definitivamente al Ángel guardián de las puertas del cielo, hizo un tipo de prodigio reservado para convencer a la gente de la Tierra de sus facultades sagradas.
– Muy interesante – dijo el Ángel – te abriré las puertas del cielo; pero… no creo mi querido amigo que te vaya a gustar estar ahí dentro…”
Un fuerte abrazo desde Eneadanza: Las Danzas Sufíes para el Cambio.

LEE…

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.
LEE LA BIBLIA. LEE UN LIBRO SAGRADO.

EL VELO DE LA VIDA

En el nombre de Dios. El Clemente. El Misericordioso.
Khalil Gibrán (Siglo XX)
La vida lleva un velo, incluso está oculta,
de la misma manera que lleva un velo y está oculto vuestro yo más íntimo.
Pero cuando la vida se pone a hablar,
todos los vientos se convierten en palabras,
y cuando habla más, la sonrisa de vuestros labios,
y las lágrimas de vuestros ojos
también se convierten en palabras.